Profundización sobre los sistemas de cierre para puertas

¿Qué son los sistemas de cierre para puertas?

Los sistemas de cierre para puertas son dispositivos de última generación que permiten cerrar las puertas de manera automática. Estos sistemas pueden tenerse en consideración tanto para completar un edificio de reciente construcción como para reestructurar un edificio ya existente. Las obras de modernización permiten afrontar el día a día con mayor tranquilidad y desenvoltura. Los sistemas de cierre, más concretamente, permiten maniobrar la puerta a distancia, por ejemplo sin tener que bajar del coche.

 

¿Cómo funciona un sistema de cierre para puertas?

El funcionamiento de un sistema de cierre para puertas se basa esencialmente en la acción del motor. La puerta automática está dotada de un motor que regula la apertura y el cierre según las señales recibidas de la centralita. Para enviar la señal de cierre a la puerta, basta con apretar una tecla del mando a distancia o utilizar el clásico interruptor de pared. El funcionamiento, sencillo e intuitivo, simplifica notablemente la operación de cierre de la puerta. El sistema automático no solo permite cerrar la puerta sin ningún esfuerzo, configurando un tiempo para que se vuelva a cerrar automáticamente, sino que también permite enviar una señal a distancia para decidir en cualquier momento cuándo cerrar la puerta.

 

¿Cuáles son los principales sistemas de cierre para puertas?

Los sistemas de cierre para puertas correderas se clasifican, en general, según el destino. En un ámbito residencial, están especialmente aconsejados los motores para automatizar puertas correderas hasta 800 kg: específicamente, esta solución es perfecta para las casas privadas, conjuntos de apartamentos y edificios. Los bloques más grandes y los edificios industriales necesitan motorreductores electromecánicos capaces de maniobrar puertas correderas de hasta 2000 kg; finalmente, en el sector industrial pueden ser necesarios también motorreductores para puertas correderas de hasta 4000 kg. Según las propias necesidades, solo queda elegir el sistema más adecuado y eficiente.