Barreras de elevación automáticas

¿Qué son las barreras de elevación automáticas?

Podemos definir las barreras automáticas como los instrumentos utilizados para la gestión de acceso de vehículos donde se puede realizar aparcamiento privado o de pago, o para controlar el acceso a determinadas áreas o carreteras. Como la barrera es mucho más rápida que una puerta automática, es muy útil para la entrada/salida de vehículos de fábricas y almacenes durante las horas de trabajo y carga/descarga, y cierra el acceso con una puerta automática cuando las empresas están cerradas para garantizar una mayor seguridad.

 

Tipos de barreras de elevación automáticas

Las barreras automáticas deben ser elegidas de acuerdo con la anchura del espacio de tránsito a gestionar y sobre la base de la visibilidad de la barra (barras con reflectores adhesivos o barras con leds).
Para accesos colectivos con participación de muchos usuarios, se recomienda elegir barreras de baja tensión que pueden garantizar la apertura y cierre de una manera continua y rápida.

 

Características de las barreras de elevación automáticas

Todos los mecanismos desarrollados por la empresa cumplen con las normas específicas del sector: UNI EN 12445:2002 y UNI EN 12453:2002 que representan, respectivamente, los métodos de ensayo y requisitos de seguridad que deben cumplir las puertas industriales, comerciales y de aparcamiento durante su uso.
Para poder ser utilizados en las diferentes realidades existentes, los dispositivos se fabrican con barras de longitud variable. Este método de construcción permite explotar pasos útiles de hasta 3, 4, 5, 6 y 7 metros, en una amplia gama de posibilidades.
Por supuesto, los tiempos de apertura son más cortos cuando las barras son cortas y se alargan a medida que aumenta la longitud de las barras. Hablamos, sin embargo, de unos pocos segundos: si un mecanismo con una barra de hasta 3 metros tarda 2,2 segundos en abrirse, el mecanismo con la barra de hasta 6 metros tarda 5 segundos para abrirse completamente. Son tiempos muy rápido que no afectan la usabilidad del paso, incluso con mucho tráfico.

 

El cuerpo de la barrera ya está preparado para la instalación de fotocélulas

Además, las versiones de baja tensión emplean baterías opcionales que permiten el funcionamiento del mecanismo, incluso en condiciones de fallo de alimentación.
En el caso de uso en aparcamientos, las barreras pueden ser equipadas con articulaciones especiales que permiten que la barra se flexione 90°, para la instalación interior, incluso en presencia de techos particularmente bajos.