Puertas automáticas batientes

 

Puerta automática batiente de la serie Brink

Las puertas automáticas batientes de la serie Brink han sido estudiadas y fabricadas para situaciones de utilización intensa. La puerta automática Brink es ideal para ambientes en los cuales hay un tráfico de personas elevado, por ejemplo en los lugares públicos o en edificios comerciales. Asimismo, gracias al diseño moderno y elaborado se adapta muy bien a cualquier tipo de decoración, dando un valor añadido al conjunto. Finalmente, se puede elegir entre una sola hoja o dos, en relación al espacio disponible y a los propios gustos.

 

¿Cuál es la utilización más aconsejada para la puerta automática batiente?

La serie de puertas automáticas batientes de Brink se aconseja sobre todo para utilización intensiva. Por lo tanto se adaptan muy bien a la instalación en interiores de tiendas o ejercicios comerciales en general. La puerta automática Brink puede instalarse en el interior de locales privados, ya que su estética está muy cuidada. Asimismo, gracias al ancho de 1.000 mm de la hoja permite el paso de personas en silla de ruedas sin ningún tipo de problema. El mecanismo de apertura y cierre de la puerta está alojado en el interior de un contenedor de aluminio que gracias a las dimensiones contenidas, no ocupa demasiado lugar.

 

¿Por qué elegir las puertas automáticas batientes Brink?

Si se elige la puerta Brink se disfrutan innumerables ventajas, tanto desde el punto de vista estético como funcional. Las puertas automáticas batientes están dotadas de un mecanismo de apertura y cierre automático y tienen una temperatura de ejercicio de -20° C a +50° C, de manera que se adaptan de la mejor manera a cualquier tipo de clima. Estas puertas están dotadas de un radar para la activación del mecanismo y de un sensor de seguridad que detecta los obstáculos para evitar desagradables inconvenientes.