Las ventajas que ofrecen las barreras móviles automáticas

¿Qué son las barreras móviles automáticas?

Las barreras móviles automáticas son un eficiente sistema compuesto de una barra móvil y de una estructura fija. Este dispositivo se utiliza para limitar el tránsito en el interior de estacionamientos y otros accesos: las barreras están pensadas para un uso intensivo y continuo, en consecuencia representan una solución ideal en entradas con un tráfico intenso.  Las barreras móviles con sistema automático se integran perfectamente en cualquier contexto arquitectónico: son ideales para edificios, áreas comerciales e industriales, estacionamientos, carreteras y otros.

 

¿Cómo funciona una barrera móvil automática?

El funcionamiento de una barrera móvil con sistema automático es sencillo y al alcance de todos. La estructura fija que compone la barrera contiene en su interior los automatismos y la electrónica de mando. Cada vez que se aprieta el pulsador, del mando a distancia o del interruptor de pared, se acciona la barra móvil. En otras palabras, basta con un sencillo clic para subir y bajar la barrera móvil, lo que permite o impide el paso de los vehículos. El tiempo de apertura de una barrera automática tiene una duración variable entre 3 y 5 segundos, hasta las más rápidas con una apertura de 2,2 segundos; de esta manera, basta con enviar el mando pocos instantes antes para poder entrar en el interior del estacionamiento.

 

¿Qué barrera móvil automática elegir?

Están a la venta diferentes tipos de barrera móvil con sistema automático; dependiendo del contexto, se puede encontrar la más adecuada a las propias necesidades y preferencias. Un aspecto que sin duda es necesario tener en consideración es la longitud de la barra: más concretamente, la barrera puede tener dimensiones entre un mínimo de 3 metros y un máximo de 7 metros. Asimismo, se puede afinar la elección gracias a una amplia gama de accesorios, como los cordones luminosos de led, las horquillas de apoyo, el soporte de aluminio, fotocélulas, y otros. Por lo tanto, dependiendo del ancho del espacio de paso que se quiere delimitar, solo queda elegir una barra más o menos larga capaz de impedir de manera efectiva el tránsito de los coches.