fbpx

Venta de barreras automáticas

Venta de barreras automáticas

Venta de barreras automáticas

 

Tau ofrece múltiples soluciones para el mundo de los cierres y el control de accesos.
Las barreras automáticas forman parte de esta oferta. Una oferta dedicada a quien necesita regular los accesos o ejercer un seguimiento en un paso, pero también a quien debe cerciorarse de que se paga un peaje.
En la filosofía empresarial la estética tiene un papel relevante, ya que en Tau cualquier producto no solo debe ser funcional, sino también bonito. Para nosotros es importante que cualquiera de nuestros productos se pueda utilizar en cualquier contexto.

 

Venta de barreras automáticas: requisitos

 

Naturalmente, otorgamos una gran importancia a la técnica y a la seguridad, por ello nuestros productos cumplen las indicaciones de las normas internacionales vigentes del sector, como la UNI EN 12453:2002 y la UNI EN 12445:2002. La primera establece los requisitos de seguridad que deben poseer las puertas y puertas correderas industriales, comerciales y de garajes motorizados durante la utilización. Por su parte, la norma UNI EN 12445 establece los métodos de prueba.
Finalmente, la asistencia: el Servicio de Asistencia a Clientes es el punto de encuentro entre los clientes y la empresa. Su tarea es ofrecer información técnica y comercial, responder a preguntas relativas a necesidades técnicas y de instalación y ofrecer explicaciones sobre la instalación y el cableado del producto y de los sistemas.
Se fabrican diferentes tipos de barreras automáticas Tau: de 12 o 230 voltios, con astas con diferentes longitudes, entre 3 y 7 metros. Una serie de automatismos que se dirigen a las necesidades del sector residencial, de edificios y uso público y que se suministran con preparación para todos los accesorios que el cliente final decida instalar.
Se comienza por mecanismos para pequeños estacionamientos, para llegar a accesos de uso continuo e intensivo. Todo ello con tiempos de espera muy adecuados: 2,2 segundos en los modelos más rápidos, intervalo al que hay que añadir 1,5 segundos en los modelos más lentos.
Debe notarse que las versiones de 12 voltios garantizan el funcionamiento incluso en caso de falta de corriente gracias a las baterías opcionales.